75

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

lunes

ACEPTACIÓN


THOMAS TROBE / KRISHNANANDA - ESCUELA DE VERANO

Al ir hacia adentro e investigar, empezamos a ver cosas de nosotros mismos que a menudo no son fáciles de aceptar. No es de extrañar, dada la profundidad de nuestra inconsciencia, que evitemos vernos a nosotros mismos. Es doloroso reconocer "nuestro rollo"; nuestras compulsiones y obsesiones, la forma en que somos insensibles con los demás, la manera en que nos herimos a nosotros mismos, la forma en que siempre repetimos el mismo comportamiento y los patrones, etc. Continuamente volvemos a caer en nuestro estado infantil, en nuestras estrategias, en nuestros sentimientos de desesperación, en nuestras exigencias, en nuestras proyecciones y en nuestra vergüenza y shock. Cuando esto sucede la mente enjuiciadora siempre está allí para condenarnos. Cuando vemos algo dentro que no nos gusta, el impulso natural es querer cambiarlo.
En el enfoque meditativo para sanar, el cambio es secundario. Lo que importa es que observamos y aceptamos lo que hay, como científicos del alma, del mundo interior. Observar y aceptar son los instrumentos de la búsqueda. Si estamos centrados en el cambio, no estamos viviendo en el presente y no podemos descubrirnos a nosotros mismos. Continuaremos teniendo éxito y luego fracasando para avergonzarnos a nosotros mismos, para comprometer nuestra dignidad, para ser insensibles, inconscientes e irresponsables una y otra vez. No es fácil observar todo esto. Desde luego preferiríamos detenernos. De acuerdo con mi experiencia, los cambios auténticos se dan lentamente. Suceden por sí mismos cuando hemos descubierto la habilidad para observar y aceptar.