66

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

domingo

LAS SIETE MENTIRAS DEL ÉXITO - 1

Creencia número 1: 

Todo ocurre por su motivo y razón, y todo puede servirnos.

ANTHONY ROBBINS

Los triunfadores tienen una habilidad increíble para, ante cualquier situación, centrarse en lo posible y en los resultados positivos que se podrían extraer de ella. Por mucha realimentación negativa (feedback) que reciban del medio ambiente, ellos siempre piensan en posibilidades. Creen que todo ocurre por alguna razón y que ello les puede servir; piensan que toda adversidad encierra la semilla de un beneficio equivalente o mayor aun.

Le garantizo que la gente que obtiene resultados sobresalientes piensa de esta manera. Imagíneselo en su propia vida. Las maneras de reaccionar ante cualquier situación son infinitas. Digamos, por ejemplo, que su negocio fracasa en conseguir un contrato con el que contaba y que desde luego usted se había ganado. Algunos quedarían resentidos y frustrados; unos se irían a casa, a cultivar su melancolía, mientras otros saldrían a emborracharse. Otros aún pondrían furiosos, y echarían pestes contra la empresa que no nos adjudicó ese contrato, y dirían por ejemplo que estaba formada por un montón de ineptos. O tal vez echaríamos la culpa a nuestro propio personal por haber dejado escapar una oportunidad tan clara.

Con todo esto, qué duda cabe, nos desahogaríamos un poco, pero no habríamos adelantado gran cosa. Se necesita mucha disciplina para saber rehacer los propios pasos, aprender las lecciones dolorosas, recomponer la guardia y explorar nuevas posibilidades. Pero es la única manera de saldar positivamente lo que parezca un resultado negativo.

Permítaseme aducir un buen ejemplo de posibilidades. Marilyn Hamilton es ahora una próspera empresaria de Fresno, California. A los veintinueve años, mientras practicaba el vuelo a vela, cayó por un barranco y acabó en una silla de ruedas para el resto de sus días, paralizada de cintura para abajo.

Por supuesto, Marilyn Hamilton pudo fijarse en el gran número de cosas que ya no estaban a su alcance. Pero prefirió fijarse en las posibilidades que se abrían ante ella; consiguió ver en la tragedia una oportunidad. Desde el primer momento la contrarió su silla de ruedas; le parecía demasiado limitadora y restrictiva. Ni a usted ni a mí, seguramente, se nos ocurriría cómo valorar la utilidad de una silla de ruedas. Pero Marylin Hamilton sí pudo, y además se dijo que ella estaba en mejores condiciones que nadie para proyectar una silla mejorada. Junto con dos amigos constructores de ultraligeros montó el prototipo de una silla de ruedas perfeccionada.

Los tres fundaron una compañía llamada Motion Designs, cuyo éxito de muchos millones de dólares revolucionó la industria de las sillas de ruedas y mereció la distinción de Pequeña Empresa del Año 1984.

Yo no sé si Marilyn Hamilton se habrá puesto alguna vez a analizar sus propias creencias; el hecho es que actuó partiendo de un sentido dinámico de lo posible y de lo que estaba en su mano hacer. Prácticamente todos los triunfos requieren un marco similar.


Párese a pensar un momento en sus propias creencias. Por regla general, ¿confía en que las cosas le van a salir bien, o teme siempre que salgan mal? ¿Espera que sus mejores esfuerzos tendrán éxito, o anticipa los reveses que va a sufrir? En una situación dada, ¿ve usted las posibilidades, lo que contiene en potencia, o más bien los obstáculos que impiden avanzar? Muchas personas tienden a fijarse más en el lado negativo que en el positivo. El primer paso para cambiar esa disposición es darse cuenta de ella. La creencia en los límites produce gentes limitadas. La clave consiste en deshacerse de esas limitaciones y operar desde un conjunto de recursos más elevado. En nuestra cultura los líderes son los que ven las posibilidades, los que salen a un desierto y ven un jardín. ¿Imposible? ¿Qué ha pasado en Israel? Si usted cree firmemente en una posibilidad, lo más probable es que llegará a realizarla