66

66

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

martes

REFLEXIONES - 1

ANTONIO ROIG ROSELLÓ

El homosexual [1977] es un ser ridículo para sí mismo. Constituye una mezcla de culpabilidad y rebeldía. Por una parte, él, más que nadie, comprende que es víctima de un estado de cosas ajeno a su voluntad, y por otra tiene miedo de desafiar ese mismo orden de cosas. Destruido por sentimientos contradictorios, el homosexual se agota en un empeño inútil. Quiere hacerse perdonar la existencia. Cuidadosamente se disfraza de apariencias tratando de disimular su identidad y ofreciendo de sí mismo una imagen falsa. Dedica toda su vida a la mentira. Ni sus padres ni sus amigos lo conocen. En realidad no merecen este nombre quienes lo despreciarían si tuviese la honradez de presentarse tal como es.
Al fin, ¿de qué sirve ese fingimiento? Agotar una vida sin conseguir la autenticidad del ser. Nadie es verdaderamente hasta que no ama. El hombre se constituye en el amor. Sin ese amor todo son sombras.
El homosexual acepta sin discutir la etiqueta de anormal e invertido que la sociedad le ha colgado. Pero él no será normal por adaptarse al comportamiento de la mayoría, sino viviendo su propia condición. Se trata de vivir conforme a uno mismo. Lo normal no existe fuera de uno mismo. Por lo demás, nadie puede luchar toda una vida contra sus inclinaciones, porque al final se verá obligado a aceptar su propia realidad.