76

76

33

33

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

lunes

REFLEXIONES - 2

ANTONIO ROIG ROSELLÓ

La gente puede ridiculizar el amor homosexual, pero su burla es con frecuencia la manera de reprimir un deseo que en el fondo rehúyen confesarse.
¿Y por qué si la sexualidad es buena? El amor homosexual solo puede ser degradado en virtud de una cultura que a sí misma se condena al no acoger todas las aspiraciones del corazón.

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.
Quédeme y olvídeme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo y déjeme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado
.”

¿No fue por ventura un hombre quien escribió estos versos? Su poesía se halla entre las más bellas que jamás se hayan escrito. Él se atrevió a nombrar lo que otros poetas camuflan. Ellos no darán su medida porque se mintieron. Juan de la Cruz era honrado y dejó que el corazón hablase. Ya sé que lo llamó canciones de alma-esposa a Cristo-esposo. ¿Pero hubiera cantado el amor de ese modo si su sensibilidad no hubiese encontrado dentro de sí aquellas vibraciones?
Uno se sentiría tentado de pensar que el amor nunca encuentra matices tan sutiles, delicados y fragantes como cuando canta al amor homosexual.

Los hombres hemos convertido la sexualidad en un problema. Pero el único problema estriba en cómo ser libres a partir de la sexualidad. No creo que haya muchos hombres libres. Desde luego no lo son quienes se esclavizan a sus instintos. A fuerza de buscar placeres acaban por hacerse inhábiles para el amor.