**

**

**

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

lunes

RECOMENDACIONES PRÁCTICAS PARA DOCENTES - 2

COMISIÓN DE EDUCACIÓN DE COGAM
.
No obvies el interés de tus estudiantes hacia cuestiones relativas a la sexualidad incluso durante las clases que no se prestan a ello, ya que ésta se halla muy presente en la mentalidad de los jóvenes, especialmente a partir de los 14 años.
• No presupongas la heterosexualidad de tus estudiantes; debes estar abierto a la idea de que cada alumno/a pueda ser o descubrirse heterosexual, bisexual u homosexual, o, sencillamente, que tenga dudas al respecto.
• No presupongas tampoco que tus alumnas y alumnos forman parte de una familia heteroparental. No olvides que muchos de los estudiantes pueden cohabitar con tutores. Enfoca los días del padre y de la madre como días de reflexión sobre una figura masculina y una femenina, respectivamente.
• Intenta utilizar términos neutros que favorezcan una mayor aceptación de la diversidad afectivo-sexual. Utiliza, por ejemplo, la palabra “pareja” en lugar de “novio/a” y pregunta si un estudiante “sale con alguien” y no si “tiene novio/a”.
• Emplea un lenguaje no sexista. La dominación de un sexo por el otro comienza también en las prácticas lingüísticas que vehiculan normas y comportamientos discriminatorios. Estar atentos al uso que hacemos de la lengua es también una forma de hacer evolucionar implícitamente las mentalidades.
• Responde inmediatamente a los comentarios y burlas homófobas hechas por los estudiantes o por el personal del centro, de forma que las alumnas y alumnos LGTB se sientan protegidos. Recuerda que tu silencio indica que estás de acuerdo con ese comportamiento y esas actitudes.
• No es necesario conocer la orientación sexual de tus alumnos para afirmar que ciertos propósitos son discriminatorios. Actúa también cuando las burlas no vayan dirigidas a personas concretas.
• Demuestra simpatía y comprensión a la hora de intervenir ante comportamientos homófobos. Pregunta a tus alumnos si saben lo que significan realmente esos insultos y compáralos con términos despectivos que vayan dirigidos a otras minorías: inmigrantes, ancianos e incluso jóvenes (ciertos adultos los desprecian porque piensan que no sirven para nada o porque, a su entender, la cultura juvenil es estúpida).
• Incluye en tus clases un trabajo de identificación de los estereotipos culturales que conciernen la orientación sexual.
• Presta especial atención a los estudiantes inmigrantes (y a sus familiares) que pueden llegar al aula con la carga de homofobia propia de sus países de origen.
• Piensa en incluir la homosexualidad en tus clases sin recurrir a lecciones específicas a través de todo el currículo: historia, literatura, arte, ciencia, religión, etc.
• Recuerda que todos los estudiantes necesitan modelos positivos de homosexuales con el fin de reconocerse positivamente gays o lesbianas o con el fin de aceptarlos como vecinos, colegas, profesores, amigos, padres o futuros hijos.
• No ignores las contribuciones de los homosexuales a la edificación de la sociedad ni las formas en las que la orientación sexual o la homofobia pueden haber afectado o influenciado una obra artística o la vida de un personaje histórico.
• Ofrece un recorrido histórico de las opresiones homófobas (triángulo rosa, origen de la palabra “faggot” en inglés, Stonewall...) en su relación con otras fobias (racismo, sexismo, xenofobia...): el rechazo a lo que es diferente es universal.
• Recuerda a tus alumnos que la homosexualidad sigue siendo penalizada en algunos países del mundo y háblales de la resolución de la OMS, de los cambios legislativos en España y de las recomendaciones de la Unión Europea en materia de reconocimiento de libertades e igualdad legal.
• Si abordas la cuestión de la homosexualidad en clase, no olvides mostrar una lista de lugares y números de teléfono para que los estudiantes que lo deseen puedan copiar discretamente esas coordenadas.
• Invita a adultos abiertamente gays, lesbianas o bisexuales a tus clases o al claustro de profesores para acompañar un proyecto educativo.