5

5

6

6

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

viernes

TRIBADAS: POR LA VISIBILIDAD LÉSBICA

Tribadas: El compromiso por la visibilización de las lesbianas asturianas
.
Son un grupo de mujeres de Asturias que se han unido para visibilizar la realidad lésbica y para terminar con la discriminación que este colectivo sufre en nuestra sociedad. Para ello, organizan diferentes actividades de información, sensibilización y formación, salpicadas de cercanía y alegría, sin olvidar la parte lúdica y divertida.

TOÑO GARCÍA

Tribadas está formado por mujeres lesbianas y bisexuales de Asturias, pero está abierto a cualquier persona que comparta los objetivos e inquietudes de esta asociación: buscar la igualdad plena de derechos, no sólo en el ámbito jurídico y legislativo, sino también en el social y educativo para las y los homosexuales. Es un grupo que nace recientemente, de la mano de la organización Xente Gai Astur (XEGA), que lleva años peleando por los derechos de las personas homosexuales. “Tribadas surge para sensibilizar sobre el lesbianismo y sobre todo, para visibilizar la realidad lésbica, porque las lesbianas siempre se quedan en un segundo plano, respecto al resto de mujeres y respecto a los hombres gais”, explica Cristina P. Álvarez, activista de Tribadas. “El hombre siempre está en un ámbito más público y la mujer en un ámbito más privado, y con la homosexualidad pasa lo mismo. Fue cómodo para muchas, pero ahora parece que las lesbianas es como si fuésemos invisibles, aparte de sufrir doble discriminación, por ser mujeres y por ser lesbianas”, añade. El nombre de Tribadas viene de tribadismo, una práctica sexual entre mujeres que consiste en frotar entre sí los órganos genitales femeninos. “Se criticó bastante el nombre desde otros sectores, porque es demasiado explícito”, aclara Cristina, “pero nos gustó porque es muy característico del lesbianismo y queda muy bonito, es muy trasgresor”. Entre las actividades de este grupo, se encuentran la atención personalizada de consultas, la realización de talleres y charlas, la presencia en actos conmemorativos como el Día de la Mujer o el Día del Orgullo Gay, la participación en foros de internet… Relacionado con las nuevas tecnologías, cuentan también con una consulta on-line, al frente de la cual se encuentra la Doctora Amor. Se realizan también periódicamente campañas de visibilización, las lesbianas estamos aquí, existimos, y campañas de salud, centradas fundamentalmente en la prevención de infecciones de transmisión sexual, donde se explica por ejemplo como se hace con un preservativo una barrera de látex para practicar el sexo oral. El buen humor salpica las acciones de esta asociación, que también dedica parte de sus esfuerzos al ocio. De este modo, se hacen quedadas, se organizan fiestas y se acude como colectivo a otras como San Mateo, se realizan videoforum… Se busca, de esta forma, fortalecer al grupo y divertirse, sin dejar de lado el activismo. Desde la asociación, se reconoce el avance social que supone la ley que permite el matrimonio homosexual y la adopción, pero se señala que todavía queda mucho por hacer en nuestra sociedad, donde todavía hay respuestas homófobas antes las lesbianas y los gais. “A nivel social, el lesbianismo tendría que ser otra opción, pero no una opción de segunda elección después de la heterosexual. Y también se tendría que aceptar la diversidad, no sólo de las lesbianas en pareja, sino también de las que deciden vivir solas o tienen un aspecto poco convencional. También hay otras y tienen derechos”, apunta Cristina. Este colectivo no pierde de vista, además, que en otros países la situación es todavía peor y que en los casos más extremos, la homosexualidad está condenada con la pena de muerte.