76

76

33

33

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

viernes

XEGA XOVEN


MEDIO AÑO EN HOMOLANDIA

La gente de XEGA y XEGA XOVEN, presentaron la ponencia que reproducimos a continuación, en los XX Encuentros Estatales GLBT celebrados recientemente en la ciudad de Gandía, en la que reflexionan sobre la importancia del activismo como medio para adquirir una conciencia militante y como instrumento para combatir la homofobia social.
.
"Para nosotras y nosotros es muy emocionante poder estar hoy aquí, leyendo estas hojas y conociendo cómo funcionan cosas de las que hasta hace apenas unos meses no teníamos noticias. Lo más emocionante es saber que aquí, entre otras cosas, se está preparando lo que para nuestro grupo será el primer "Día del Orgullo GLBT".
.
Soy LNA y tengo 20 años. Soy bisexual, lo sé desde siempre, de hecho en el parvulario cuando jugábamos a decir con quién nos casaríamos yo siempre respondía “de chicos con éste y de chicas con ésta”; claro está, se reían de mí... pero nunca le di importancia. Salí del armario a los 12 años durante una cena en mi casa, pero mis padres no me creyeron y decían que les estaba tomando el pelo... ahora, con el tiempo, ya se han dado cuenta de que no era una broma y no les queda otra que aceptarlo. Yo soy Jony, tengo 18 años y soy trans masculino. Salí del armario a los 17 años con la ayuda de mis padres que se implicaron mucho en mi situación. De hecho ahora forman parte de AMPGYL, la Asociación de Padres y Madres de Gais y Lesbianas que empieza a funcionar en Asturias. Yo soy Treno, soy gai, y esta semana cumplí los 18 años... Siempre supe que me gustaban los chicos y salí del armario a los 12 años en mi familia. Venimos desde Asturias y formamos parte de un grupo más numeroso de gente joven, el grupo de las KDDs, que desde hace unos seis meses se reúne en XEGA. Antes de conocernos en octubre, algunos de nosotros no conocíamos a nadie que nos comprendiera sin prejuicios, o que nos hiciera sentir iguales al resto del mundo. Algunos conocíamos el foro de la página web de XEGA y fue por ahí por donde comenzó todo. Pero no conocíamos a nadie en persona. Nuestra vida se centraba alrededor de las amistades de los institutos. En los institutos, se sigue manteniendo la triste realidad de que reirse del marica de clase te hace ser más guay, y de que las minorías quedan separadas del resto, obligadas a un ostracismo social si no se le pone remedio. Suelen ser los profesores las personas a las que los jóvenes GLBT suelen recurrir. Esto se debe al temor a contarlo a los demás o en casa a la familia, o por haber estado sufriendo diariamente la incomprensión de quienes le rodean, buscando alguien con quien poder desahogarse. Dentro de casa, muchas veces buscamos hablar, pero nos encontramos con que el resultado es un disgusto. Nos dicen que es una etapa que tenemos, que se nos pasará con el tiempo, y que no digamos tonterías. Con el tiempo van asimilando que no vamos a cambiar, ni enviándonos a psicólogos o castigándonos hasta que se nos pase. Algunas veces nos dejan a un lado como casos perdidos. En estos meses hemos conocido casos de gente que lo dijo en casa y obtuvieron mucho apoyo, otros, que sólo han tenido problemas y también hay en el grupo quienes no se han atrevido a contarlo todavía. También es complicado salir por heterolandia un sábado cualquiera siendo adolescente. Si no salimos del armario tenemos que controlar si tenemos pluma o martillo, controlar que nadie lo note, y mucho menos tener la esperanza de ligar. Por otro lado, estando fuera del armario, cualquier mirada que los demás consideren extraña, ya les suele servir para querer agredirnos. Todo esto hacía que necesitáramos encontrar gente igual como cualquiera de nosotros para poder salir con comodidad. Nos conocimos en la primera KDD organizada por XEGA, hace ya seis meses, en la que estábamos todos y todas bastante nerviosos y muy ilusionados, con la idea de estar con personas en nuestras similares situaciones y con las mismas preocupaciones. Las primeras veces fueron emocionantes. Tuvimos la oportunidad de soltar todo lo que teníamos guardado, de no sentirnos tan solos como creíamos que estábamos, y de aprender unos de otros, en un ambiente relajado, al margen de críticas y prejuicios. De ahí surgió un grupo de amigos bastante amplio. Tenemos todos entre 15 y 24 años, y además da la casualidad que hay lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, además de algunos amigos heteros, los “gay-friendly”. Algunos estudiamos ESO, Bachiller, Módulos o en la Universidad, y otros, además de eso, también trabajan. En muy poco tiempo, hemos dado un gran salto de heterolandia a homolandia, dejando atrás una música machista y misógina (el reaggetton) y ese miedo tan generalizado entre los heterosexuales adolescentes de apartar lo que creen distinto a ellos. Pero sin duda, lo mejor es ser quienes somos. Bailar, hablar y ligar sin miedo, es lo mejor que tiene homolandia. Así, dejamos atrás la soledad y las agresiones. Hacernos visibles, nos ha permitido mejorar la percepción de profesores y autoridades estudiantiles. Nuestra opinión es valorada y nuestras ideas son consideradas más a fondo. En varios institutos, hemos salido del armario ante profesores y compañeros. En estos pocos meses, algunos hemos colaborado en la realización de charlas en centros educativos. También asistimos a las Jornadas de Educación y Diversidad afectivosexual organizadas por XEGA en Gijón, y a la reunión de AMPGYL celebrada en Zaragoza. En ambas, leímos un texto titulado “Así nos sentimos”, el cual reflejaba nuestra opinión en cuanto a la sociedad en la que vivimos, nuestra idea sobre la situación en los institutos y algunos temas en relación a nuestras familias. También nos hemos reunido para ver documentales sobre experiencias vividas en otros países y para saber más sobre la transexualidad. Participamos en manifestaciones como la del Día Internacional de Lucha contra el SIDA y otra pro-aborto. Conseguimos sacar a nuestras madres y padres del armario, lo que ha permitido organizar una delegación de AMPGYL en Asturias. La gente mayor dice que esto es una buena revolución. En las fiestas de carnaval salimos disfrazados de curas y monjas con la gente de XEGA, incluso con nuestro propio papamóvil, repartiendo el gaitecismo. Por último, la semana pasada asistimos al Encuentro para la Formación de Líderes del Programa de Educación Sexual para Jóvenes en Llanes. Coincidimos con otros 50 jóvenes que se están preparando para dirigir charlas sobre sexualidad con sus compañeros de clase; todos eran heteros. Esto nos permitió intimar con otra gente de nuestra edad, fomentar la convivencia dentro de la diversidad y que al final entendieran que todos somos iguales. Quedamos para vernos un día y salir por el ambiente de Oviedo. Somos conscientes de que hay muchos jóvenes GLBT que siguen perdidos en el ciberespacio, frecuentando chats, intentando conocer gente como ellos, o buscando experimentar lo mismo que sus compañeros heteros. El gran problema que tienen estos encuentros a través de internet, no es el no conocer a quién está al otro lado del chat, que también es un serio asunto, sino saber si está sano o no, ya que esto es un grave problema que se acentúa en gran medida cuando se es joven y no se conocen métodos de prevención de ITS o no se adoptan medidas responsables. Para terminar, nos gustaría leeros la sinopsis de una película musical que estamos haciendo entre todos. Ya tenemos el guión casi terminado, las letras de canciones acabadas, lugares donde queremos rodar y ya nos han dado su permiso para hacerlo... y aquí participará toda la gente del grupo de las KDDs. El argumento de nuestra película es a grandes rasgos el siguiente: “Oskar es un chico gai al que discriminan y marginan en su instituto únicamente por su orientación sexual. Pero todo cambia cuando Alex, una chica nueva, llega a su clase. Ella revolucionará completamente el instituto y la vida de Oskar, enseñándole que fuera de esas cuatro paredes se extiende un mundo completamente diferente donde, siendo él mismo, puede ser feliz”. Esperamos no haber sido muy pesados. Esta es nuestra experiencia y es lo que queríamos contar. Gracias."