43

summit

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

jueves

COMPAÑEROS INSEPARABLES

En el año 1984 yo estaba aterrado porque había tenido relaciones sexuales sin protección. Decidí realizar un test detector del VIH y tardé un mes en enterarme de que mi sangre estaba limpia. Aquel periodo lo recuerdo como el más angustioso de mi vida. Tres años más tarde, Carlos, mi amado hermano pequeño, murió victima del SIDA. A él le siguieron algunos de mis mejores amigos... y mi corazón se fue rompiendo poco a poco. En 1990 vi este largometraje en el que se entrecruzan las vidas de sus protagonistas, inmersos en la vorágine de una enfermedad que había aparecido de repente, destrozando sueños, proyectos de futuro y la hermosa juventud de quien la padecía. Esta película, también nos cuenta cómo la enfermedad une de una manea férrea a sus personajes, que con gran ironía y desbordante ternura, sobrellevan la tragedia. Lejos de ser una historia triste, la cinta nos cautiva con un mensaje muy humano y alentador, y la convierten en un icono de la solidaridad. Han transcurrido dieciocho años... En ese ejercicio de supervivencia que es la vida, probablemente hemos olvidado las vicisitudes por las que tuvieron que pasar los afectados por la enfermedad en aquellos primeros años. Hoy se considera una patología crónica, que no supone una condena inmediata. Sin embargo, sigue siendo una lacra, un estigma, que condicionará la existencia de quien la contraiga.............................. Emilio de Cos