75

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

martes

ENFRENTAR LOS MIEDOS

NO LO ACEPTO. ¿QUÉ ES SER LESBIANA?

Los prejuicios me aplastan y no puedo soportar no ser admitida, ser rara, ser despreciada y mirada de mal modo. Mi padre nos odia y se pone agresivo cuando sale el tema. Me siento humillada, no querida, no aceptada, menospreciada y limitada. Mi relación tiene que ser secreta. No puedo demostrar mis sentimientos en público, eso me revela y mi orgullo se siente herido. Odio tener que esconderme, quisiera ser lo suficientemente fuerte para demostrar lo que siento y que no me importe el qué dirán. Me siento rechazada por la sociedad y me siento insegura. Ni siquiera a mis familiares y amigos me atrevo a contárselo por miedo al rechazo. Tengo más prejuicios de lo que yo creía y eso me hace sentir mal. Yo siempre he sido tolerante, al menos eso pensaba, y aceptaba a los homosexuales. De hecho he tenido varios amigos, siempre me cayeron bien. Pero ahora que yo lo soy no me acepto a mí misma, no soy capaz de asumir el hecho de que formo parte de un grupo social que es discriminado, me siento humillada, menospreciada y me saca de quicio el no ser capaz de pasar de todo y estar orgullosa de mí misma. Me siento cobarde e insegura, y estoy a la defensiva siempre. El otro día con unas compañeras de trabajo me sentí fatal cuando salió el tema, me puse colorada como un tomate, como si me hubieran pillado en falta grave, robando un banco. Me sentí mal, culpable y mal de sentirme mal. Si yo no hago nada malo ¿por qué me tengo que sentir así? Parece que en el fondo creo que sí que estoy haciendo algo inadecuado, si no, no reaccionaría sintiéndome culpable. ¿Por qué mierda tengo que sentirme culpable? ¿Por qué tengo que considerar que estoy haciendo algo malo? Es absurdo, estoy cargada de prejuicios. Aunque en realidad no son prejuicios, sino miedo al qué dirán. Siempre ese miedo a no ser aceptada, dependo demasiado de lo que opinen los demás y eso me humilla, y me crea inseguridad. No me siento con fuerzas para luchar contra corriente, estoy cansada. Siento la vida como una lucha continua que me agota. Siempre luchar y luchar, superar miedos, superar inseguridades, luchar y luchar y luchar. No quiero seguir luchando. El mundo es un campo de batalla y a mí me da terror. Los problemas están para solucionarlos, pero a mí me destrozan, me siento derrotada antes de empezar la pelea. Luchar contra el miedo, contra la angustia, contra las dificultades contra los prejuicios... Quisiera dejar de luchar, quisiera que no existieran problemas, quisiera ser aceptada por todo el mundo tal como soy. Lo que más quisiera es no desmoronarme ante los contratiempos, tomarme la vida con más optimismo, sin dramatismos. Hago un mundo de las dificultades hasta hacerlas insuperables y me desanimo sola. ¿Cuándo voy a ser adulta? ¿Cuándo voy a ser capaz de vivir sin miedos? Quizá tengo que aceptar que seré así toda la vida, que por siempre jamás tendré que bregar con mis miedos.


Ana Olivas, profesora.
Coordinadora de la Comisión de Educación de Lambda