5

5

6

6

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

jueves

SENTENCIA FIRME


La mujer transexual despedida se reincorpora
a su anterior trabajo en un geriátrico de Barcelona

AGENCIA EFE
.
Gina Serra, la primera mujer transexual de España en denunciar su despido por su condición sexual, y a quien el juez acabó dando la razón, ha vuelto a trabajar con "total normalidad" en el centro geriátrico de Barcelona Euroresidencias, propiedad de Sacyr-Vallehermoso. Gina Serra ha explicado que se ha "sorprendido" de lo bien que le han recibido sus superiores, que se han comportado con ella de una manera "muy digna" después de que el juez de lo social número 18 de Barcelona declarase nulo su despido. Serra ha explicado que, a diferencia de lo que ocurría antes de su despido, ahora ya no se tiene que cambiar en el lavabo, sino que puede utilizar el vestuario de mujeres, donde le han asignado una taquilla. Además, ha destacado que sus jefes más directos, una coordinadora y el director del centro, son nuevos, por lo que mantiene con ellos una buena relación. "Desde el primer momento me han dicho que si tenía cualquier problema, no dudara en acudir a ellos", ha afirmado. Gina, que se reincorporó a su puesto de trabajo el pasado jueves 5 de abril, ha destacado que sigue manteniendo una buena relación con sus compañeras, pese a que alguna de ellas declaró en el juicio que "no aprendía" aunque le explicaran las cosas y que habían recibido quejas "por lo brusca que era en el trato, al mover a los ancianos". La denuncia de esta mujer llegó a la Conselleria de Acció Social i Ciutadania de la Generalitat, que mostró su satisfacción por la sentencia en la que se consideraba improcedente el despido y puso el caso como muestra de la "urgencia y necesidad" de desplegar una Ley contra la homofobia para luchar contra la discriminación sexual.