5

5

6

6

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

sábado

HISTORIAS DE TUTORÍA 3

Hola !

Tengo un problema... y es sobre mi sexualidad. Creo que soy totalmente gay. Llevo toda mi vida sintiendo atracción por los chicos y masturbándome pensando en ellos (esto último se me hace difícil de decir) Ha habido algún momento en la vida, incluso ahora, que siento aprecio por ciertas chicas. No es un aprecio sexual; es algo más profundo...
Me siento más cómodo contándoselo a las chicas, porque me siento también más comprendido. Por otra parte, odio de los chicos esa actitud de tener que decir con quién estás saliendo para adquirir un estatus social más elevado. Pienso que soy prácticamente gay, pero creo que hay una pequeña posibilidad de que alguna chica me pudiera atraer, pero más que por sexo, como amiga íntima. Es decir, que si el sexo no existiera, probablemente me gustarían más las chicas, pero no estoy seguro de ello. Así que como dicha posibilidad no se da, pues mi teoría es que no existen las palabras homosexual, heterosexual o bisexual. En mi caso al menos, va en porcentajes: un 95 % para los chicos y un 5 % para las chicas. Seguramente estaré equivocado puesto que el camino se demuestra andando... y yo que digamos, no he andado nada. Por otra parte, tengo el problema de la familia y el entorno social. ¿Debo contarlo a toda la familia?. Es decir, qué logro con informar a la familia de que me acuesto con chicos... ¿no se supone que es algo íntimo?. Cierto es, que llegará el momento en que tendrán que saberlo, pero no lo tengo muy claro. Por otra parte, están los amigos. Algunos lo saben y otros no. Si alguna vez me preguntan: ¿qué debo decir?. Y cuando cuentan: "eso es de maricones"... ¿debo salir en su defensa? Yo me acepto totalmente, sin embargo en mi vida ha habido mucha discriminación durante un largo periodo de tiempo, por mi timidez y por mi físico. Eso pasó a la historia, y ahora he crecido fuerte gracias a todas esas personas. Así que no me veré afectado en absoluto por todo lo que puedan decir, en caso de que no les guste. En ese caso, me planteo el mismo problema que en la familia. Si lo digo, tengo más posibilidades de gustar a alguien que también lo sea, puesto que sé que algunos lo son y no lo dicen porque no tienen valor. Ello puede influir en que otros sientan apoyo y se confiesen del mismo modo. Pero, ¿realmente mi objetivo debe ser que la gente se reconozca como gay?, o simplemente, ¿debo pasar del tema?. En resumidas cuentas, yo veo (visión subjetiva) dos opciones:
- Declararme ante todos y luchar por un mundo mejor (que bien que suena y que cursi a la vez)
- Adoptar la postura: "¿a quién le importa con quién me acueste?"
Personalmente, pienso que la mejor opción es la primera porque me siento más libre, y eso me ayudará a estar mucho mejor conmigo mismo. Tampoco descarto la segunda que me parece también muy razonable.
Bueno... pues creo que eso es más o menos la duda general que tengo, porque el valor ya lo he adquirido, pero la respuesta a esas preguntas NO.
Espero que puedas darme tu opinión. Gracias por todo.
Un saludo. Gonzalo.
.
Hola Gonzalo!
.
Aunque esto no es un ejercicio de matemáticas donde solo hay una respuesta posible, me parece razonable hacerte algunas consideraciones. El proceso de construcción de la personalidad es bastante conflictivo en el caso de los jóvenes homosexuales o transexuales. Carecen, las más de las veces, de referentes positivos y sienten que su orientación sexual puede verse estigmatizada por un entorno homófobo y machista. Lo que determina claramente la orientación sexual es de "quién te enamoras". Hay muchas personas que han tenido experiencias homosexuales a lo largo de su vida, y sin embargo son muy felices con su pareja heterosexual. Lo mismo sucede en el caso opuesto. También tenemos que considerar que no sólo existen gays y heterosexuales. Los bisexuales se enamoran de personas con independencia del género al que pertenecen. Entiendo perfectamente que te sientas muy cómodo con las chicas; ellas sufren la discriminación social por ser mujeres, y muchas veces son víctimas del machismo y de la misoginia. Parece lógico que empatices con su situación, si del mismo modo te sientes discriminado. El movimiento gay va de la mano del movimiento feminista. Se trata de conquistar derechos y de posibilitar la plena igualdad real. La confusión sentimental es propia de la adolescencia. Es por tanto, muy habitual, que a esa edad - muchos jóvenes tengan dudas sobre su orientación sexual - y necesiten, por la presión heterosexista, decirse continuamente que "son unos machotes". A veces se valen de actitudes agresivas para volatilizar el fantasma de la homosexualidad. Como bien dices, no todo es blanco o negro. Hay muchos colores y matices en la vida. Lo importante es adquirir plena conciencia ciudadana y luchar por nuestros derechos civiles. La libertad, la conquistamos cada día. Es el ejercicio diario de ser uno mismo, de vivir con los propios ideales y de intentar construir una sociedad más igualitaria y solidaria.
.
Tema familiar:
.
Es una decisión que tendrás que sopesar. Valora como piensan tus padres sobre otros temas que suscitan controversia social como la emigración o las minorías raciales. Si su actitud es tolerante, ya te están dando alguna pista. Si te parece, puedes contar con la ayuda de tu hermano, y provocar un cambio de impresiones con tus padres aprovechando una película o programa de televisión. No necesitas decirles expresamente, con quién te acuestas. Puedes decir "que tienes un amigo íntimo" con el que te sientes muy bien y que le quieres, o de modo más genérico, que te parece muy bien la nueva regulación legal que posibilita que "todos tengamos los mismos derechos". Que uno no decide ser homosexual, como no decide ser blanco o negro, y que a partir de un determinado momento la familia nos merece o no. Que el grado de tolerancia que esperas hacia tu realidad, es la misma que les concedes a los heterosexuales. Y que vivir, es algo más que un derecho... Que quieres a tus padres, y si lo que desean es tu felicidad, deben hacer lo posible por "entenderte". Respecto a tus amigos, yo creo que no son "tan carcas como los de mi generación". Todo el mundo conoce o tiene varios amigos gays. Al final, en la vida lo que importa es estar rodeado de gente que te quiera por lo que eres y por lo que piensas; lo demás son máscaras. Mi criterio es que debemos ser auténticos en todo momento y en todo lugar. De este modo, nos vamos ahorrar en el futuro muchas visitas al psicólogo.
No estás solo. , das sentido a nuestro trabajo. Estamos construyendo esta tutoría con mucha ilusión y me encanta que seas , uno de los primeros chicos que la hacen posible. Recibe un fuerte abrazo.
¡ Cuenta con nosotros, siempre !