55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

martes

HISTORIAS DE TUTORÍA 20

Estimados amigos:
.
Mi sobrino tiene 15 años y todavía no tiene definida su orientación sexual. Su infancia ha sido bastante particular. Cuando jugaba, evitaba ensuciarse y rehusaba relacionarse con otros niños; siempre estaba en compañía de adultos. Con las chicas no tuvo demasiada suerte. A los 13 años, recuerdo que tenía sentimientos encontrados con una niña que tan pronto aceptaba como repudiaba. Hace 8 meses me comentó que le gustaba un muchacho pero que tenía muchas dudas al respecto. Le llevamos al psicólogo y éste nos señalo que su comportamiento podría estar condicionado por las continuas infidelidades del padre acontecidas durante su infancia. Estamos muy preocupados. Le vemos muy indeciso y perturbado. ¿Que le puede estar sucediendo? Respóndanme, por favor.
.
Estimada Esther:
.
La confusión sentimental es propia de la adolescencia; un proceso por el que pasan muchos jóvenes. El hecho de que tu sobrino te haya verbalizado sus dudas sobre esta cuestión es indicativo del grado de confianza que le mereces. Procura entonces, no defraudar sus expectativas, informándole con tranquilidad. Intenta hacerle entender que debe ser él quien dirija su vida y que su entorno más inmediato no puede ser, en ningún caso, un condicionante que limite sus derechos irrenunciables. Más bien al contrario, la familia debería ser siempre su principal factor de protección frente al heterosexismo y la homofobia social. Respecto a la consulta psicológica, decirte que es un error plantear la homosexualidad como conflicto o intentar su justificación como contraposición a la heterosexualidad. La homosexualidad no es ningún problema, la homofobia sí lo es. La sexualidad humana es compleja por definición, llena de matices, tan diversa como la propia sociedad; hay tantas sexualidades como biografías. Procura ser honesta con él, manifestándole tu deseo de encontrar respuestas para las dudas que plantea, y hazle sentir que tu compromiso se extenderá hacia la persona (chico o chica) que elija como pareja. Pídele que no se obsesione con esta cuestión; muchos chicos y chicas, están pasando por lo mismo. Con tu apoyo, algún día terminará por dilucidar sus sentimientos. Ayúdale a entender que su felicidad no puede estar mediatizada por el prejuicio social, y que afortunadamente hoy - en España - homosexuales y heterosexuales, en un marco de convivencia plural, podemos ejercitar los mismos derechos civiles. Explícale, que del mismo modo que en el momento presente la ciudadanía deplora con vehemencia, el machismo y la violencia contra las mujeres, no estará lejano el día en que la homofobia se articule como delito con una Ley específica. La orientación sexual es un derecho reconocido por el Parlamento y el ejercicio del mismo nos convierte en ciudadanos cada vez más libres. Recuérdale por último, que para tomar decisiones adecuadas, es muy importante estar bien informado. En la sección “Educación” de este blog, tenéis una selección bibliográfica y audiovisual, que os puede ser muy útil. También podéis compartir vuestra experiencia con otros padres que trabajan por la dignificación de los adolescentes GLBT. El
29 y 30 de marzo, AMPGIL reúne en Rivas en su encuentro estatal de primavera, a familias diversas con preocupaciones similares. Es una experiencia magnífica, terapéutica y solidaria, a la que estáis especialmente invitados. Recibe un fuerte abrazo. AQ