75

55

55

900

900

somos

Ana

Ana

77

88

654

ev

ev

9

iniciativas que educan

chicas10

alan turing

lgm

lgm

de

das

29

besos

21

BULLYING

65

elsa

MAXIMO POTENCIAL

quiero

mandela

mandela

23

23

pp

ABRAZOS

NR

NR

inv

tr

tr

putin

putin

HM

HM

POESÍA

POESÍA

DECLARACION

RECOMENDACIONES ONU

RECOMENDACIONES ONU

homofobia escolar

d

esc

CORTO

homofobia

* IMPRESCINDIBLE BENEDETTI *

* MARIO ALONSO PUIG: "LA FELICIDAD ES DESCUBRIR EN LA VIDA EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA" *

MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

viernes

MANIFIESTO


BASTA YA DE INTEGRISMO CATÓLICO

En los últimos años la Conferencia Episcopal ha conocido una deriva delirante hacia posiciones integristas. Son de sobra conocidas sus opiniones contrarias al divorcio, al aborto, a la educación sexual, a la emancipación de las mujeres, a las técnicas de fertilización asistida, a la eutanasia, a la administración de la píldora "del día después, al derecho al matrimonio de gais y lesbianas y un largo etc.
Como ciudadanas y ciudadanos no tenemos ningún inconveniente en que la jerarquía católica mantenga las posiciones que crea pertinentes para sus fieles. Se trata, en todo caso, de una opción personal y de creencias íntimas que respetamos. Sin embargo, observamos que, más allá de orientar a los suyos, la aspiración, poco disimulada, de los obispos es buscar una línea de intervención que les permita influir en los políticos para que sus ideas se trasladen al conjunto de la sociedad por medio de la acción de gobierno.
Éste es el objetivo por el que durante estos últimos años han presionado de forma descarada al actual gobierno. Quisieran que sus opiniones, que son las de una reducida minoría, fueran las que organizaran la convivencia social. Para ello han iniciado una campaña de movilizaciones callejeras como si se tratara de un partido político que, eso si... no se somete al veredicto de las urnas.
Se trata de una visión retrógada que nos recuerda los años del nacional-catolicismo del franquismo. Esta sociedad se ha secularizado de forma rápida y vertiginosa en los últimos años. Hay cada vez más matrimonios civiles, menos asistencia a misa, diversos modelos de familia que se corresponden con los cambios sociales. En lugar de admitir esta realidad la Conferencia Episcopal se ha dedicado a ensalzar unos valores integristas que sólo representan a una minoría.

El colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (glbt) ha sido en estos años blanco favorito de sus críticas. Orquestaron una campaña en contra de nuestro derecho al matrimonio y adopción. No tuvieron ningún reparo moral en movilizarse para impedir que quienes estábamos discriminados siguiéramos sin derechos. Del mismo modo se han opuesto al reconocimiento de nuestras familias pero, a diferencia de lo que vaticinaban, el muro no se ha hundido hasta hoy.

Los diversos intentos de negociación por parte del gobierno no han servido para detener esta marea. No contentos con la cesiones en materia de financiación, Ley de Educación y otras, han seguido manteniendo una actitud desafiante implicándose claramente en el debate político a unos días de las elecciones. Para evitar esta amenaza integrista hay que movilizarse para acabar con estas presiones. Sería importante que el gobierno se planteara la revisión de los acuerdos con el Vaticano y que no cediera más ante sus chantajes. Las diversas concesiones que se han hecho no han servido para detener la avaricia de esta gente. Es por ello que hay que plantearse dar pasos hacia la ruptura de los acuerdos con el Vaticano, acabando así con los numerosos privilegios eclesiásticos que todavía mantienen.
..
Asturias, febrero de 2008
XEGA (Xente Gai Astur)